14 Chapters
Medium 9781910444122

CAPÍTULO 13 - Teniendo envidia de la envidia y de la gratitud

Alessandra Lemma Ediciones Karnac ePub

Peter Fonagy

El estudio monográfico de 91 páginas de Melanie Klein, Envidia y gratitud, publicado hace medio siglo, se vendía por unos 63 peniques. Sin embargo, su precio es casi el único aspecto anacrónico de este notable tratado, que llevó al psicoanálisis a un dominio en el que no se había consolidado, hasta ese momento, con cierto grado de confort. Esta impresionante obra explora las vicisitudes de la formación del carácter en relación con el predominio relativo de dos estados opuestos de afecto infantil: la envidia y la gratitud. La sugerencia de que el predominio de la envidia sobre la gratitud en momentos de gratificación podría tener consecuencias perniciosas tuvo un profundo impacto en la práctica clínica y en los desarrollos teóricos, pero también despertó una gran controversia, que es quizás interpretable como ejemplo de la envidia. El concepto de envidia es excelente para proporcionar un puente entre las preocupaciones clínicas del psicoanálisis y la ciencia de la mente que evoluciona hacia otras disciplinas en paralelo con el progreso en el pensamiento psicoanalítico. En este breve capítulo vamos a ver algunos ejemplos de la aplicación del concepto de la señora Klein en este dominio psicológico más amplio.

See All Chapters
Medium 9781910444122

CAPÍTULO 4 - Una respuesta independiente a Envidia y gratitud

Alessandra Lemma Ediciones Karnac ePub

Caroline Polmear

En su prólogo a esta obra fundamental, Melanie Klein reconoce su deuda con Abraham y su satisfacción por poder continuar su trabajo con la publicación de su propia obra: Envidia y gratitud.

Al releerlo yo misma, veinte años después de haberlo estudiado por primera vez, me doy cuenta de lo fácil que es olvidar mi deuda con ella y con otras personas cuya obra se ha convertido en parte y en parcela de mi colección de teorías, teorías parciales y conceptos en los que me apoyo en la consulta. Sandler (1983) exploró convenientemente nuestra relación con nuestra teoría, al señalar que muy pocas veces renunciamos realmente a una teoría o concepto antiguos, aun cuando hayan sido sustituidos por un pensamiento nuevo. Él también observó que nuestras teorías no forman un todo teórico unido, un paradigma internamente coherente, sino, más bien, esperan a ser “convocados” a partir de nuestro preconsciente cuando son relevantes para el material que estamos tratando de entender en la consulta. De hecho, al citar a Sandler de esta manera estoy demostrando su argumento. La noción del preconsciente es usada en raras ocasiones por los analistas kleinianos e independientes, pero todos sabemos exactamente lo que significa y nos sentimos a gusto utilizándolo como término descriptivo. En cuanto a la obra de Klein de la que estamos tratando aquí, doy cuenta de la frecuencia con la que soy consciente del poder destructivo de la envidia y del daño que hace al desarrollo de una relación con otra persona en su conjunto en la que hay una capacidad de preocupación y una capacidad tanto para dar como para recibir amor. Sin embargo, resulta curioso que mi aceptación de su punto de vista particular de desarrollo en las primeras semanas y meses de la vida, con un énfasis tan diferente al de los teóricos independientes, se sitúe dentro de mí con relativa comodidad.

See All Chapters
Medium 9781910444122

CAPÍTULO 7 - La envidia en la sociedad occidental: presente y futuro

Alessandra Lemma Ediciones Karnac ePub

Florence Guignard

A unque los celos evocan fantasías primarias—y la escena primaria en particular—la envidia únicamente puede representarse de una forma solitaria y de algún modo malévola. Las metáforas que implica son violentas y, a menudo, se centran en estados somáticos: “A él se le cae la baba; ella está verde de envidia, me muero por tener esto”.

La persona celosa se siente excluida no sólo de cualquier contacto (externo) con la otra persona, sino también de la compañía de los objetos internos de esta última. El individuo envidioso, por otra parte, se aísla atacando a la capacidad de amor que tiene la persona envidiada, porque la idea de estar en contacto con las pulsiones y los afectos que pertenecen a otra persona es en sí misma aborrecible.

La exploración de amplio espectro que hace Melanie Klein (1957) de la envidia le dio el estatus de verdadero concepto psicoanalítico. Se refirió al fenómeno, no sólo en relación con la envidia que experimentan los hombres con respecto a la feminidad y a la maternidad, sino también con respecto a la envidia del pene en las mujeres.

See All Chapters
Medium 9781910444122

CAPÍTULO 1 - “Incluso ahora, ahora, ahora mismo…” Sobre la envidia y el odio del amor

Alessandra Lemma Ediciones Karnac ePub

Ignes Sodré

Incluso ahora, ahora, ahora mismo, un viejo carnero negro
Está cubriendo tu oveja blanca. ¡Levántate, levántate!

—Otelo (I.i.88–89)

¡Vista odiosa, vista atormentadora! Así, estos dos
Expulsados del paraíso uno en brazos del otro
El Edén más feliz, gozará de su contenido
De felicidad en felicidad, mientras al infierno me empujan.

—Milton, El Paraíso Perdido, libro IV, v. 505–508 (1975, p. 99)

Otelo, la gran tragedia shakespeareana sobre violencia doméstica, nos ofrece el ejemplo más poderoso que existe en la literatura sobre cómo la envidia destructiva implica una situación triangular en la que el yo envidioso es el forastero atormentado y que consiste en un ataque cuyo objetivo es destruirse a sí mismo. Para Yago, la visión del amor entre dos personas es tan insoportable, tan absolutamente tormentosa, que no se debe permitir que exista en su mente. Para evitarlo, debe envilecerlo constantemente mediante la creación de una versión obscena (que para él es más excitante que tormentosa) de las relaciones sexuales, que debe ser proyectada también en la mente del amante.

See All Chapters
Medium 9781910444122

CAPÍTULO 5 - Acerca de la gratitud

Alessandra Lemma Ediciones Karnac ePub

Edna O’Shaughnessy

Envidia y gratitud, publicada en 1957, es uno de los últimos escritos de Melanie Klein, antes de su muerte en 1960. Ella comienza el Prefacio de este maravilloso breve trabajo diciendo: “Durante muchos años he estado interesada en las primeras fuentes de dos actitudes que siempre me han resultado conocidas: la envidia y la gratitud” (p. 176). La obra es una síntesis de las reflexiones de toda su vida de trabajo, y sus reflexiones, a su vez, hacen referencia a toda una vida. Continúa diciendo: “Llegué a la conclusión de que la envidia es un factor muy potente en el socavamiento de los sentimientos de amor y gratitud, desde sus raíces, ya que afecta a la relación más temprana de todas, la que se tiene con la madre. La importancia fundamental de esta relación para toda la vida emocional de la persona ha sido corroborada” (p. 176). En su obra, examina el papel de la envidia de forma más completa que el de la gratitud, aunque esto no significa que ella piense que la envidia sea más importante que la gratitud. Al igual que Atlas carga sobre sus hombros todo un mundo, la envidia y la gratitud llevan un peso tremendo: la envidia “afecta a la construcción de una relación segura con el objeto bueno externo e interno” (p. 239) y la gratitud “es fundamental en la construcción de la relación con el objeto bueno y sustenta también la apreciación de bondad en los demás y en uno mismo” (p. 187).

See All Chapters

See All Chapters