Retorno a Envidia y Gratitud

Views: 66
Ratings: (0)

Estos estimulantes ensayos son prueba de que 50 anos despues de su publicacion, Retorno a Envidia y Gratitud de Melanie Klein sigue siendo una rica fuente de inspiracion psicoanalitica. Dieciseis analistas reconocidos, que representan una amplia gama de pensamiento psicoanalitico, proporcionan nuevas ideas y resaltan los desarrollos actuales sin evitar las controversias que rodean a la publicacion original. El material clinico y literario es interesante e ilustra el efecto de la teoria sobre la practica y la influencia de la practica sobre la evolucion de la teoria.IndicePrologo - R. Horacio EtchegoyenIntroduccion - Priscilla Roth1) "Incluso ahora, ahora, ahora mismo ..." Sobre la envidia y el odio del amor - Ignes Sodre2) Envidia, narcisismo y el instinto destructivo - Robert Caper3) Envidia y gratitud: algunas reflexiones actuales - H. Shmuel Erlich4) Una respuesta independiente a Envidia y gratitud - Caroline Polmear5) Acerca de la gratitud - Edna O'Shaughnessy6) Teniendo la envidia en mente: las vicisitudes de la envidia en la maternidad adolescente - Alessandra Lemma7) La envidia en la sociedad occidental: presente y futuro - Florence Guignard8) El se piensa a si mismo postergado: la personalidad patologicamente envidiosa - Ronald Britton9) La compulsion a la repeticion, la envidia y la pulsion de muerte - John Steiner10) La perversion romantica: el papel de la envidia en la creacion de un universo atemporal - Heinz Weiss11) La envidia y la reaccion terapeutica negativa - Michael Feldman12) Reflexiones sobre Envidia y gratitud - Irma Brenman-Pick13) Teniendo envidia de la envidia y de la gratitud - Peter Fonagy14) Los circulos viciosos de la envidia y el castigo - Henry F. Smith

List price: $61.99

Your Price: $49.59

You Save: 20%

 

14 Slices

Format Buy Remix

CAPÍTULO 1 - “Incluso ahora, ahora, ahora mismo…” Sobre la envidia y el odio del amor

ePub

Ignes Sodré

Incluso ahora, ahora, ahora mismo, un viejo carnero negro
Está cubriendo tu oveja blanca. ¡Levántate, levántate!

—Otelo (I.i.88–89)

¡Vista odiosa, vista atormentadora! Así, estos dos
Expulsados del paraíso uno en brazos del otro
El Edén más feliz, gozará de su contenido
De felicidad en felicidad, mientras al infierno me empujan.

—Milton, El Paraíso Perdido, libro IV, v. 505–508 (1975, p. 99)

Otelo, la gran tragedia shakespeareana sobre violencia doméstica, nos ofrece el ejemplo más poderoso que existe en la literatura sobre cómo la envidia destructiva implica una situación triangular en la que el yo envidioso es el forastero atormentado y que consiste en un ataque cuyo objetivo es destruirse a sí mismo. Para Yago, la visión del amor entre dos personas es tan insoportable, tan absolutamente tormentosa, que no se debe permitir que exista en su mente. Para evitarlo, debe envilecerlo constantemente mediante la creación de una versión obscena (que para él es más excitante que tormentosa) de las relaciones sexuales, que debe ser proyectada también en la mente del amante.

 

CAPÍTULO 2 - Envidia, narcisismo y el instinto destructivo

ePub

Robert Caper

Han pasado 50 años desde que Klein publicara Envidia y gratitud. A pesar de no haber tenido el impacto de obras fundamentales como “Notas sobre algunos mecanismos esquizoides” (Klein, 1946), que establecía la posición esquizo-paranoide y describía la identificación proyectiva, o “Contribución a la psicogénesis de los estados maníaco-depresivos” (Klein, 1935) y “El duelo y su relación con los estados maníaco-depresivos” (Klein, 1940), donde se exponía el concepto de la posición depresiva, en ella se cristaliza su pensamiento sobre dos temas que se han vuelto prominentes en la tradición kleiniana desde su publicación: la envidia y el instinto destructivo.

Klein comienza su trabajo estableciendo de manera inequívoca los temas que propone debatir:

Considero que la envidia es una expresión oral-sádica y anal-sádica de impulsos destructivos, que funcionan desde el comienzo de la vida, y que tienen una base constitucional. [Klein, 1957, p. 176]

 

CAPÍTULO 3 - Envidia y gratitud: algunas reflexiones actuales

ePub

H. Shmuel Erlich

La invitación para participar en el presente volumen me ha brindado la oportunidad de releer la que es, sin duda, una de las contribuciones fundamentales de Melanie Klein y ello hizo que despertaran sentimientos y recuerdos, así como preguntas y reflexiones. Voy a tratar de presentarlos lo mejor que pueda, pero debo confesar que no es una tarea fácil. Lo que hace que sea difícil no es la escasez de temas, sino, muy al contrario, su abundancia y su carácter casi inabarcable. Se me ocurre una metáfora musical al respecto: es como escuchar una sinfonía, en la que nos podemos dejar llevar por la totalidad emocional y espiritual y, al mismo tiempo, ser conscientes, especialmente tras escucharla repetidas veces, de temas específicos, desarrollos, interacciones y relaciones armoniosas que contribuyan a la grandeza global de la construcción.

Releer Envidia y gratitud ha supuesto para mí la animada experiencia de reunirme una vez más con la forma única de pensamiento de Klein y de interactuar con ello de una manera fluida y continua: todas y cada una de las páginas y párrafos son una ocasión para que se den reacciones fuertes, la mayoría de ellas felices reencuentros con viejos amigos y parientes, algunas producen perplejidad o asombro, y unas pocas causan un profundo desacuerdo. Sería imposible, y no apropiado a la vez, tratar de repasarlos todos aquí, ya que esto requeriría—algo que yo desearía con todas mis fuerzas—una lectura página por página acompañada de exégesis, preguntas y discusión. Obviamente, me gustaría mucho más hacerlo en la forma de un debate de seminario con colegas que dentro del marco limitador de una obra escrita. Sin embargo, al haber aceptado la tarea y el desafío, voy a tratar de centrarme en algunas cuestiones que son, según mi modo de pensar actual, las cuestiones importantes, aunque con la constante sensación de que de ninguna manera pueda ello sustituir ni capturar la riqueza de esta obra maestra clínica-teórica. Empezaré con algunas sensaciones y recuerdos personales y continuaré con aspectos teóricos y clínicos más generales, destacando especialmente su relevancia contemporánea.

 

CAPÍTULO 4 - Una respuesta independiente a Envidia y gratitud

ePub

Caroline Polmear

En su prólogo a esta obra fundamental, Melanie Klein reconoce su deuda con Abraham y su satisfacción por poder continuar su trabajo con la publicación de su propia obra: Envidia y gratitud.

Al releerlo yo misma, veinte años después de haberlo estudiado por primera vez, me doy cuenta de lo fácil que es olvidar mi deuda con ella y con otras personas cuya obra se ha convertido en parte y en parcela de mi colección de teorías, teorías parciales y conceptos en los que me apoyo en la consulta. Sandler (1983) exploró convenientemente nuestra relación con nuestra teoría, al señalar que muy pocas veces renunciamos realmente a una teoría o concepto antiguos, aun cuando hayan sido sustituidos por un pensamiento nuevo. Él también observó que nuestras teorías no forman un todo teórico unido, un paradigma internamente coherente, sino, más bien, esperan a ser “convocados” a partir de nuestro preconsciente cuando son relevantes para el material que estamos tratando de entender en la consulta. De hecho, al citar a Sandler de esta manera estoy demostrando su argumento. La noción del preconsciente es usada en raras ocasiones por los analistas kleinianos e independientes, pero todos sabemos exactamente lo que significa y nos sentimos a gusto utilizándolo como término descriptivo. En cuanto a la obra de Klein de la que estamos tratando aquí, doy cuenta de la frecuencia con la que soy consciente del poder destructivo de la envidia y del daño que hace al desarrollo de una relación con otra persona en su conjunto en la que hay una capacidad de preocupación y una capacidad tanto para dar como para recibir amor. Sin embargo, resulta curioso que mi aceptación de su punto de vista particular de desarrollo en las primeras semanas y meses de la vida, con un énfasis tan diferente al de los teóricos independientes, se sitúe dentro de mí con relativa comodidad.

 

CAPÍTULO 5 - Acerca de la gratitud

ePub

Edna O’Shaughnessy

Envidia y gratitud, publicada en 1957, es uno de los últimos escritos de Melanie Klein, antes de su muerte en 1960. Ella comienza el Prefacio de este maravilloso breve trabajo diciendo: “Durante muchos años he estado interesada en las primeras fuentes de dos actitudes que siempre me han resultado conocidas: la envidia y la gratitud” (p. 176). La obra es una síntesis de las reflexiones de toda su vida de trabajo, y sus reflexiones, a su vez, hacen referencia a toda una vida. Continúa diciendo: “Llegué a la conclusión de que la envidia es un factor muy potente en el socavamiento de los sentimientos de amor y gratitud, desde sus raíces, ya que afecta a la relación más temprana de todas, la que se tiene con la madre. La importancia fundamental de esta relación para toda la vida emocional de la persona ha sido corroborada” (p. 176). En su obra, examina el papel de la envidia de forma más completa que el de la gratitud, aunque esto no significa que ella piense que la envidia sea más importante que la gratitud. Al igual que Atlas carga sobre sus hombros todo un mundo, la envidia y la gratitud llevan un peso tremendo: la envidia “afecta a la construcción de una relación segura con el objeto bueno externo e interno” (p. 239) y la gratitud “es fundamental en la construcción de la relación con el objeto bueno y sustenta también la apreciación de bondad en los demás y en uno mismo” (p. 187).

 

CAPÍTULO 6 - Teniendo la envidia en mente: las vicisitudes de la envidia en la maternidad adolescente

ePub

Alessandra Lemma

¿Qué es lo que nos ata a nuestros objetos? ¿Es el amor y la gratitud, es decir, la sensación de que algo se nos ha dado libremente, y que lo valoramos y podemos tolerar que necesitamos a la otra persona para que nos lo proporcione? ¿O es la envidia y e agravio, es decir, la sensación de que estamos encerrados en disputa con la persona que, según nos parece, nos ha privado de algo bueno que debería haber sido nuestro? Otra forma de verlo es preguntándose si el lazo que nos une con nuestros objetos es el que apoya nuestro desarrollo y separatividad o lo que nos esclaviza con el objeto del cual nos sentimos privados.

Los pensamientos de Klein sobre el amor, la gratitud y la envidia siempre me han conmovido profundamente, ya que se refieren de manera directa a las luchas a las que todos hacemos frente cuando tratamos de dar sentido a cómo el amor y el odio dan forma a la relación que establecemos con las cosas buenas de nuestra vida. Sus ideas han sido especialmente útiles para mí en mi trabajo con madres adolescentes y niños nacidos de madres jóvenes (me refiero aquí al trabajo realizado con pacientes adultos que nacieron de madres adolescentes), que es a lo que va dedicado este capítulo.

 

CAPÍTULO 7 - La envidia en la sociedad occidental: presente y futuro

ePub

Florence Guignard

A unque los celos evocan fantasías primarias—y la escena primaria en particular—la envidia únicamente puede representarse de una forma solitaria y de algún modo malévola. Las metáforas que implica son violentas y, a menudo, se centran en estados somáticos: “A él se le cae la baba; ella está verde de envidia, me muero por tener esto”.

La persona celosa se siente excluida no sólo de cualquier contacto (externo) con la otra persona, sino también de la compañía de los objetos internos de esta última. El individuo envidioso, por otra parte, se aísla atacando a la capacidad de amor que tiene la persona envidiada, porque la idea de estar en contacto con las pulsiones y los afectos que pertenecen a otra persona es en sí misma aborrecible.

La exploración de amplio espectro que hace Melanie Klein (1957) de la envidia le dio el estatus de verdadero concepto psicoanalítico. Se refirió al fenómeno, no sólo en relación con la envidia que experimentan los hombres con respecto a la feminidad y a la maternidad, sino también con respecto a la envidia del pene en las mujeres.

 

CAPÍTULO 8 - Él se piensa a sí mismo postergado: la personalidad patológicamente envidiosa

ePub

Ronald Britton

Melanie Klein escribió Envidia y gratitud en la última década de su vida. Se basa principalmente en el análisis de adultos, pero tiene antecedentes en su anterior trabajo analítico con niños, en particular, con Erna, el sujeto de 6 años de su escrito de 1924, que decía: “Hay algo de la vida que no me gusta” (p. 35); ella escribió este artículo cuando estaba haciendo análisis con Abraham, con quien también había estado en supervisión. Cuando retoma el tema de la envidia cuarenta años más tarde, reconoce que su trabajo fue una fuente de inspiración. Sin embargo, no menciona un artículo de él de 1919 sobre las dificultades en el análisis de personas con trastornos narcisistas, que influyeron claramente en Rosenfeld. Abraham describió cómo estos pacientes:

Abandonan la posición de paciente y pierden de vista el objetivo de su análisis. Concretamente, desean superar a su médico y despreciar sus talentos y logros psicoanalíticos…La presencia de un elemento de envidia es inconfundible en todo esto. [Abraham, 1919, pp. 306–307]

 

CAPÍTULO 9 - La compulsión a la repetición, la envidia y la pulsión de muerte

ePub

John Steiner

La actitud de Freud ante la compulsión a la repetición cambió con los años. Al principio se sentía frustrado por el hecho de que los pacientes repitieran su historia en lugar de recordarla, pero, en lo que siempre he considerado un indicativo de su genio, él reconoció que la repetición era precisamente lo que hacía posible el cambio terapéutico. Gracias a la compulsión a la repetición, los pacientes fueron capaces—de hecho se vieron obligados a ello—de revivir sus experiencias en la transferencia y esto fue lo que les ofreció una nueva oportunidad de entenderlas y de cambiarlas.

Como él mismo dijo, “La admitimos [la compulsión a la repetición] en la transferencia…. [Y de esta manera] logramos habitualmente dar a todos los síntomas de la enfermedad un nuevo significado de transferencia y sustituir la neurosis ordinaria [del paciente] por una ‘neurosis de transferencia’ de la cual él se puede curar mediante el trabajo terapéutico” (1914g, p. 154).

 

CAPÍTULO 10 - La perversión romántica: el papel de la envidia en la creación de un universo atemporal

ePub

Heinz Weiß

En este capítulo se ilustran algunas de las ideas de la señora Klein sobre la envidia, la división, y la identificación proyectiva patológica, mediante la descripción del caso de una paciente de 57 años de edad, que creó un universo romántico inmutable que parecía servir como defensa contra las experiencias de la envidia y la separación. Dentro de este universo, que se llevó a cabo vívidamente en la transferencia, todo parecía ser atemporal, idealizado y erotizado. Quiero mostrar cómo facilitó un refugio psíquico (Steiner, 1993) basado en ideas erróneas, en particular en relación con la realidad del tiempo, y cómo puso en juego un poderoso sistema de creencias para mantener un estado de irrealidad psíquica (Britton, 1998). Esta situación hizo que me sintiera con frecuencia impotente y paralizado, presentando el análisis con considerables dificultades técnicas.

Las ideas de Klein y Rosenfeld sobre la envidia, la escisión patológica y la identificación proyectiva

 

CAPÍTULO 11 - La envidia y la reacción terapéutica negativa

ePub

Michael Feldman

En un conocido pasaje, Freud escribe:

Hay ciertas personas que se comportan de una manera bastante peculiar durante el trabajo del análisis. Cuando se les habla con esperanza o se les expresa satisfacción con el progreso del tratamiento, muestran signos de descontento y su condición empeora invariablemente. Uno comienza planteándose esto como desafío y como un intento de demostrar su superioridad ante el médico, pero más tarde uno llega a tener una visión más profunda y más justa…. exhiben lo que se conoce como una “reacción terapéutica negativa”. [Freud, 1923b, pp. 49–50]

Freud sostenía que en estos casos se trataba de un sentimiento inconsciente de culpa, “que es la búsqueda de su satisfacción en la enfermedad y se niega a renunciar al castigo o al sufrimiento” (p. 50).

Freud continúa, en un pasaje interesante, refiriéndose a la situación en la que el sentimiento de culpa es el producto de una identificación con alguien que fue alguna vez el objeto de una catexis erótica. “Un sentimiento de culpa que se ha adoptado de esta manera es a menudo el único rastro restante de la relación de amor abandonado y no es en absoluto fácil de reconocer como tal” (Freud, 1923b, p. 50). (Es inequívoca la semejanza que existe entre este proceso y lo que sucede en la melancolía). Aquí, Freud hace una clara referencia a lo que hoy nos entendemos como culpa en relación con un objeto interno dañado.

 

CAPÍTULO 12 - Reflexiones sobre Envidia y gratitud

ePub

Irma Brenman-Pick

Envidia y gratitud de Klein representó un avance crucial en el entendimiento. Aunque la publicación de la obra vino seguida de un enorme interés y entusiasmo, las reacciones ante la misma parecían polarizarse: entre algunos analistas se le daba una atribución excesiva a la envidia del pecho en casi todas las situaciones, mientras que entre otros había un absoluto rechazo de la propia idea. Ambos extremos facilitaban posiciones acogedoras que eran ocupadas por los analistas: la bondad apropiadora, la analista, o bien rechazaba la idea misma de la envidia primaria—incluida en sí misma—o la proyectaba masivamente en el paciente y se centraba en ella allí. Cualquiera de las dos posiciones obviaba la necesidad de una reflexión más difícil y podía usarse para evitar cualquier consideración de las propias propensiones de la analista. En este capítulo voy a centrarme en el trabajo de quienes lidian con estas cuestiones y en la envidia que esto suscita.

 

CAPÍTULO 13 - Teniendo envidia de la envidia y de la gratitud

ePub

Peter Fonagy

El estudio monográfico de 91 páginas de Melanie Klein, Envidia y gratitud, publicado hace medio siglo, se vendía por unos 63 peniques. Sin embargo, su precio es casi el único aspecto anacrónico de este notable tratado, que llevó al psicoanálisis a un dominio en el que no se había consolidado, hasta ese momento, con cierto grado de confort. Esta impresionante obra explora las vicisitudes de la formación del carácter en relación con el predominio relativo de dos estados opuestos de afecto infantil: la envidia y la gratitud. La sugerencia de que el predominio de la envidia sobre la gratitud en momentos de gratificación podría tener consecuencias perniciosas tuvo un profundo impacto en la práctica clínica y en los desarrollos teóricos, pero también despertó una gran controversia, que es quizás interpretable como ejemplo de la envidia. El concepto de envidia es excelente para proporcionar un puente entre las preocupaciones clínicas del psicoanálisis y la ciencia de la mente que evoluciona hacia otras disciplinas en paralelo con el progreso en el pensamiento psicoanalítico. En este breve capítulo vamos a ver algunos ejemplos de la aplicación del concepto de la señora Klein en este dominio psicológico más amplio.

 

CAPÍTULO 14 - Los círculos viciosos de la envidia y el castigo

ePub

Henry F. Smith

La atención del analista

En las últimas décadas, a ambos lados del Atlántico, se ha producido un cambio en la atención del analista hacia el movimiento momento-a-momento de la sesión clínica, en especial dentro de la transferencia. En Estados Unidos hemos observado el cambio en el advenimiento de la psicología del yo, con su enfoque en la experiencia consciente detallada del paciente; en la escuela relacional, enfocada en la interacción permanente ejecutada con el analista; y en la teoría contemporánea del conflicto, en la que Gray (1994) introdujo un enfoque “dentro de la hora” en los momentos de interferencia conflictiva, especialmente en la transferencia, y Brenner (2002) sostuvo, desde otra perspectiva, que cada acontecimiento mental—cada pensamiento, afección o acción—es, cuando se observa analíticamente, una formación intermedia, integrada por el conflicto entre los deseos (o los derivados pulsionales), las defensas, las defensas autopunitivas y el afecto doloroso. En su opinión, son estos fenómenos clínicos inmediatos lo que llaman la atención del analista, y no las grandes agencias abstractas de la mente—el ello, el yo y el superyó—los que deben ser desechados por ser engañosos en sus simplificaciones.

 

Details

Print Book
E-Books
Slices

Format name
ePub (DRM)
Encrypted
true
Sku
9781910976197
Isbn
9781910976197
File size
0 Bytes
Printing
Disabled
Copying
Disabled
Read aloud
No
Format name
ePub
Encrypted
No
Printing
Allowed
Copying
Allowed
Read aloud
Allowed
Sku
In metadata
Isbn
In metadata
File size
In metadata