Medium 9781910444115

Terapia de Pareja Segun las Relaciones Objetales

Views: 403
Ratings: (0)

En este libro que marcara todo un hito, David y Jill Scharff, ambos psicoanalistas, desarrollan una manera de pensar y trabajar con la pareja como un pequeno grupo de dos personas quienes se mantienen en un sistema estrechamente unido por un compromiso que es poderosamente reforzado por un lazo de placer mutuo.

List price: $38.99

Your Price: $31.19

You Save: 20%

Remix
Remove

14 Chapters

Format Buy Remix

1 - Un enfoque sobre las relaciones objetales en la intimidad y la sexualidad

ePub

La relación de una pareja no se basa únicamente en la compatibilidad consciente de los ideales culturales, personales y sexuales; se basa también en la complementariedad de las partes reprimidas de cada personalidad, donde la comunicación inconsciente determina la calidad de la intimidad de la pareja y su capacidad para una cercanía emocional y sexual sostenida a través del tiempo en el matrimonio o en relaciones duraderas equivalentes.

La intimidad no solo es un rasgo de las relaciones a largo plazo. Es una función de la cantidad de comunicación inconsciente entre las personas en cualquier situación que la sostenga. De esta manera, estamos familiarizados con la cercanía inmediata de dos personas que se ven unidas por la eventualidad de un viaje en tren, durante el cual pueden compartir aspectos de su vida de manera inmediata e intensa. Protegidos por la brevedad de la relación, podrían compartir más de lo que compartirían con sus compañeros cotidianos. El sentido de intimidad intensa que puede existir en un primer encuentro puede o no mantenerse en contactos futuros. Es posible que exista una gran discrepancia entre la capacidad de intimidad en encuentros breves, la utilizada para cautivar en ambientes sociales y la habilidad de mantener relaciones más duraderas. La intimidad de corto plazo en el inicio del cortejo romántico consiste en una interpenetración rápida, un reconocimiento súbito de elementos comunes y complementarios, que a menudo enfatiza un aspecto común de objetos internos, que no tiene en cuenta, ni podría hacerlo, la suma total de la economía interna. el período de tiempo durante el cual una pareja está prometida permite una cierta revisión de las estructuras defensivas de represión, pero una prueba más exhaustiva de la compatibilidad queda a la espera del compromiso a más largo plazo después del matrimonio.

 

2 - Un enfoque terapéutico del matrimonio y la sexualidad

ePub

La sexualidad en la relación matrimonial refleja los aspectos físicos de la relación temprana madre–hijo que desaparecen de la relación a medida que el niño domina sus necesidades corporales de manera autónoma y que solamente reaparecen por completo durante la interdependencia de la sexualidad adulta. La serie de diagramas en la figura 2–1 nos ayudan a explorar esta relación.

Al inicio, el feto vive por completo dentro de la madre, tanto física como psicológicamente, existiendo una profunda comunicación entre su espacio interior y las partes conscientes e inconscientes de la organización materna, al mismo tiempo la madre contiene en su interior la futura organización psicológica del feto.

El nacimiento establece la relación psicosomática (Winnicott 1971). En el alumbramiento, la simbiosis física intrauterina da lugar a la relación física, entendiendo el momento del nacimiento como una intensa experiencia física compartida. En casi todos los casos, esta frase está incomplete…la madre ya ha estado dónde???

 

3 - La teoría de las relaciones objetales y su identificación proyectiva en el matrimonio

ePub

La teoría de las relaciones objetales es una psicología individual que contempla la personalidad como un sistema de partes en interacción con otras personas significativas en el entorno. Es una amalgama de teorías de una cantidad de pensadores independientes británicos: Fairbairn, Guntrip, Balint, y Winnicott. Aunque generalmente se reconoce la influencia de Klein en su trabajo, forman un grupo que en Gran Bretaña está marcadamente separado del grupo de pensadores que la rodeaban. En los Estados Unidos, donde hay menor preocupación por estos límites, tendemos a agrupar a Klein con los pensadores de las relaciones objetales. De todos ellos, solo Fairbairn desarrolló sistemáticamente un concepto claro de la personalidad que pudiera desafiar la teoría estructural y la del instinto de Freud. Por eso nos apoyamos con mayor fuerza en el trabajo de Fairbairn (1944, 1952, 1954, 1963) con algunas incorporaciones de Winnicott (1958, 1960b, 1968, 1971). El concepto de Klein de la identificación proyectiva (1946) provee un concepto que establece el puente necesario para extender la psicología individual de la teoría de las relaciones objetales a la situación interpersonal. También nos referimos al uso de la teoría de las relaciones objetales en la terapia matrimonial de Dicks (1967), en la aplicación de Bion (1961), en grupos pequeños y en la extensión de la teoría de Zinner Zinner y Shapiro a la interacción conyugal y a la dinámica de familia (Zinner 1976; Zinner y Shapiro 1972).

 

4 - Modelos de terapia

ePub

En este capítulo intentaremos dar un modelo teórico de terapia de pareja basado en los tipos de transferencia y contratransferencia específicos para el trabajo con parejas. Estos tipos difieren de la dimensión de transferencia-contratransferencia de la psicoterapia individual y de la terapia de familia. Las respectivas diferencias generan un continuo en el cual estos diversos modelos de tratamiento se pueden ubicar.

Los orígenes de la transferencia familiar y conyugal

En el proceso terapéutico hay dos tipos de relaciones de transferencia. Aunque estas dos formas de relacionarse transferencialmente se dan al mismo tiempo, pueden diferenciarse de acuerdo con su origen en dos distintos aspectos de la relación madre–infante. Llamamos a estos aspectos respectivamente relaciones contextuales y relaciones focalizadas. Estos dos aspectos dan origen a una transferencia contextual y a una transferencia focalizada respectivamente (Scharff y Scharff 1987).

El origen de la transferencia contextual

 

5 - El proceso de evaluación

ePub

En este capítulo definiremos e ilustraremos el método de la terapia de pareja según las relaciones objetales, a ser aplicado en la evaluación. Básicamente, la técnica se mantiene igual que en la terapia, dando una atención particular al establecimiento del encuadre para el tratamiento, pero sin tratar de trabajar en los problemas. Aunque nuestra intención es llegar a un entendimiento, nuestro principal objetivo es facilitar la entrada a la terapia cuando se necesite. En otras palabras, no nos preocupamos por descubrir todo o hacer interpretaciones mágicas. Sólo queremos asegurar el espacio terapéutico y darle a la pareja un ejemplo claro sobre el que pueda basar su decisión con respecto a la terapia.

Establecimiento del encuadre: Establecemos un marco dentro del cual se pueda contar con un espacio seguro para trabajar. Cualquier reacción al encuadre se explora en términos de transferencia contextual tanto para asegurar el marco contra fuerzas inconscientes que tiendan a distorsionarlo así como para descubrir la naturaleza de las imperfecciones en la capacidad de sostén de la pareja. El marco puede establecerse al principio o puede emerger de acuerdo con la necesidad a medida que procede la consulta. Usualmente se necesitan alrededor de cinco sesiones para estar listos para una formulación y recomendación. Esto da espacio para una o dos sesiones de pareja y una o más sesiones individuales para cada miembro de la pareja según se indique y una sesión de pareja donde se dan las formulaciones y recomendaciones para el tratamiento.

 

6 - La técnica de la terapia de pareja

ePub

La terapia de pareja según las relaciones objetales es una manera de trabajar que se basa en los principios de la técnica sustentada en las teorías de las relaciones objetales, el proceso de grupos pequeños aplicado a la díada y el desarrollo psicosexual. Nuestro foco es la relación. La observamos principalmente al notar la forma en que la pareja se enfrenta a nosotros, pero también estamos interesados en la manera en que los cónyuges interactúan entre sí. Nos atañen no sólo los aspectos conscientes de su apego, sino las relaciones objetales internas que operan a través de los procesos de identificación proyectiva mutuos en el inconsciente de la pareja.

Ajustándose a este foco, nuestra técnica se basa en escuchar de forma no directiva el surgimiento de temas inconscientes, siguiendo el afecto, analizando el material de sueños y fantasías, las asociaciones ofrecidas por ambos miembros de la pareja y explorando la historia familiar de cada cónyuge en la forma en que se relaciona con la relación actual de la pareja. Notamos patrones de interacción que tienden a recurrir y buscamos fuerzas inconscientes que empujan a la repetición. Gradualmente nos familiarizamos con los aspectos defensivos de estos ciclos repetitivos. Lo hacemos una y otra vez cubriendo el mismo campo y avanzamos hacia territorio defendido, el cual encontramos particularmente accesible en momentos en que la transferencia de la pareja provoca una respuesta de contratransferencia a través de la cual podemos apreciar la vulnerabilidad de la pareja. A medida que crece la confianza, podemos ayudar a la pareja a entender y a enfrentarse a la ansiedad innombrada detrás de la defensa. Nuestra ayuda consiste en la forma de interpretar la resistencia, la defensa y el conflicto bajo conceptos que operan a través de los sistemas de relaciones objetales inconscientes, que apoyan y subvierten al matrimonio. Estas interpretaciones se imparten después de metabolizarse en la contratransferencia. La interpretación puede llevar a la introspección, lo que produce cambios en las relaciones objetales inconscientes de la pareja o puede llevar a un aumento de la resistencia al conflicto inconsciente. La progresión y la regresión se siguen una a otra en ciclos mientras trabajamos a través de las estructuras de defensa del matrimonio hasta el punto en que ya no interfieran con la capacidad de la pareja para trabajar juntos como compañeros de vida, amándose e integrando lo bueno y lo malo y construyendo una relación de intimidad y sexualidad libre para crecer a través del desarrollo del ciclo vital del matrimonio.

 

7 - La fase inicial de terapia

ePub

En el tiempo que pasa desde que se hace la recomendación hasta el inicio del plan de tratamiento, hay un espacio potencial durante el cual el compromiso recién adquirido con el tratamiento, y por ende con el matrimonio, arroja nueva evidencia. Nos recuerda el cambio que suele ocurrir en el momento del compromiso en las relaciones mismas: los objetos malos reprimidos surgen para ser considerados en pleno, sólo después de que el contrato se ha sellado.

Hay trabajo que hacer en este espacio para ayudar a la pareja a establecerse. Algunas parejas pasan por esta fase con apenas una pausa o vestigio de ansiedad. La solicitud de ayuda es en mucho lo que parece, y si las recomendaciones del terapeuta encajan, entonces acuerdan un plan y proceden pronto con la terapia. Pero esto no siempre es así. Otras parejas exhiben un repentino aumento en el nivel de ansiedad después de aceptar una recomendación de terapia, y todo el proyecto corre el peligro de naufragar. Para estas parejas, entre la recomendación y el plan, hay una fase de evaluación del compromiso hacia la terapia y el terapeuta. Por lo tanto, es útil considerar esta fase de ‘tiempo intermedio’ de ajuste inicial como poseedora de su propia tarea discreta: trabajar con las relaciones objetales rechazantes que justo vuelven a emerger, a medida que aparecen ahora en transferencia contextual, de manera que se facilite el establecimiento de la pareja en el trabajo terapéutico.

 

8 - Manejo del estancamiento: la fase media de la terapia con una pareja aparentemente imposible

ePub

Tarde o temprano, al terapeuta conyugal se le pedirá ayudar a una pareja que parecen atacar al matrimonio por todas partes. Por la teoría, sabemos que es el anhelo detrás del ataque lo que mantiene a estas parejas juntas, pero en el proceso de tratar de ayudarlos, a menudo, pasan de atacarse el uno al otro, a atacar nuestra capacidad de proveer un contexto terapéutico. En estas situaciones, finalmente es la capacidad de sobrevivir la que ofrece una posibilidad de cambio terapéutico. Con frecuencia el trabajo es doloroso, pero ofrece lecciones que son infinitamente útiles con parejas no tan profundamente destructivas aunque sus transferencias resuenen con las que presentaremos. La experiencia del estancamiento y la imposibilidad de la contratransferencia que se ilustran aquí, son una característica central del trabajo con estas parejas.

Harvey y Anne Van Duren buscaron ayuda con una situación imposible. El era un escritor de 58 años criado en Inglaterra, y ella de 42, era una científica con una reputación sustancial y creciente. Habían estado casados solo 18 meses, pero el matrimonio había sido tormentoso desde el principio. Habían tenido una larga aventura después de que Harvey fuera invitado a escribir la biografía de Anne para una revista. Ambos estaban casados en ese entonces, pero básicamente se habían desentendido de sus matrimonios, teniendo múltiples aventuras y poca consideración por sus cónyuges previos. Harvey dijo que su primera esposa había sido depresiva e indiferente excepto con su hijo, el cual era ya adulto. Anne describió su matrimonio con un constructor de éxito que tenía poco interés en la familia y que la dejaba sola con su hijo e hija, permitiéndole hacer lo que ella quisiera con su educación. Ambos matrimonios habían sido calmados, sin turbulencias o peleas sobresalientes. Harvey había abandonado emocionalmente su matrimonio muchos años antes y, durante varios, había vivido en un edificio de apartamentos cerca de la casa de su esposa. Anne había tomado la iniciativa de conducir a su familia mientras satisfacía sus necesidades emocionales en otra parte.

 

9 - La técnica de la terapia sexual

ePub

Muchos de los problemas que nos encontramos como terapeutas conyugales tienen que ver con el sexo, que es crucial para entender el papel del sexo en el matrimonio. Este ha sido descrito de manera exhaustiva en un libro anterior (D. E. Scharff 1982). Los terapeutas conyugales no necesitan dominar la terapia sexual si están dispuestos a referir a las parejas para estas intervenciones específicas cuando así se requiera. Aquí queremos presentar el modelo de terapia sexual que se usa con aquellas parejas que requieren un enfoque directo a su interacción física sexual, no para enseñar la forma de trabajar, sino para hacer una introducción a la terapia sexual como fondo para entender el tratamiento que contribuye a nuestra base de datos de investigación clínica. Los que prefieren una introducción más breve, pueden encontrar un resumen en el capítulo 10, pp. 188–189.

El modelo básico de terapia sexual deriva del trabajo de Masters y Johnson (1970) del Masters and Johnson Institute en St. Louis. Originalmente, ellos exigían que las parejas se quedaran en St. Louis durante dos semanas de trabajo intenso, apartados de su ambiente hogareño y de distracciones. Se realizaban evaluaciones iniciales médicas, psicológicas y sexuales, seguidas de una sesión de mesa redonda interpretativa para dar retroalimentación a la pareja y recomendaciones de tratamiento. Entonces se prescribían ejercicios sexuales interactivos en un orden preestablecido, para que la pareja realizara en privado. La serie graduada comenzaba por excluir los genitales y los senos de la mujer de la interacción y por restringir la comunicación verbal. El ejercicio inicial se conocía como dando placer en lugar de masajear, para enfatizar lo emocional por encima del enfoque físico del trabajo. A lo largo de dos semanas, se añadían componentes de la relación sexual en incrementos discretos. Entonces, los ejercicios físicos, que se hacían en privado, se repasaban verbalmente en las sesiones de psicoterapia.

 

10 - Una pareja en terapia sexual con terapias familiar e individual simultáneas

ePub

El siguiente caso a presentar en este capítulo y en el siguiente, nos permite examinar el proceso de un tratamiento integrado, inusualmente intenso, del cual podemos aprender sobre el entrelazado de los procesos individuales, de pareja y de familia y la influencia mutua de los tres enfoques dentro de un tratamiento. Este capítulo describe la evaluación tanto del tratamiento de pareja como del de familia, y luego describe el tratamiento de pareja. Después, el siguiente capítulo describe una fase de la terapia de familia que ilustra cómo la dificultad sexual de la pareja influye en los niños.

Lars y Velia Simpson, descritos brevemente en el capítulo 2, vinieron a consulta conmigo [D.E.S.] un mes de diciembre, años atrás, para recibir ayuda con su vida sexual. La consulta comenzó con un dramático anuncio de Velia: “Odio el sexo. Eso es todo. ¿Qué más quiere saber?”

Lars añadió, “Y yo tengo eyaculación precoz.”

“¿Cuánto duras?” pregunté.

“Dos o tres minutos,” contestó él.

 

11 - El tratamiento de las ramificaciones familiares de la dificultad sexual

ePub

En el capítulo anterior trazamos la interrelación de las dificultades individuales, sexuales y conyugales de una pareja llamada Lars y Velia Simpson. En este capítulo observaremos las ramificaciones de estos asuntos en los hijos, a través de sesiones ilustrativas de su tratamiento como familia. La terapia de familia puede encontrarse en la periferia de la atención del terapeuta de parejas, pero se incluye esta ilustración ya que es importante que los terapeutas de parejas entiendan la influencia del desorden conyugal y sexual a lo largo de las generaciones.

Los Simpson estaban dispuestos a recrear su vida familiar en el entorno del tratamiento. Con una profunda preocupación por sus hijos, mostraron una capacidad inusual de ver la interfaz entre sus propios asuntos y los de sus hijos.

Una sesión al inicio de la terapia

Durante una sesión en los primeros meses de la terapia familiar, el hijo mayor, Eric, de 8 años y medio, estaba jugando a ser “el Increíble Hulk” de manera controlada con su hermano y hermana. Se desarrolló una tensión entre Lars y Velia y, de repente, el Hulk de Eric perdió toda consideración por los demás y corrió rampante. Velia inmediatamente perdió la paciencia y arremetió verbalmente contra Eric, diciendo que odiaba que actuara así. Eric se derrumbó con desesperanza ante el enfado de su madre. Cuando pregunté, ella pudo decir que su conducta le recordaba a su padre, un hombre desconsiderado y furiosamente abusivo con los demás. Pero cuando ella arremetía de esa manera, entonces se odiaba a sí misma porque era ella la que se convertía en su padre. Eric lloró durante este incidente, pero Lars se acercó y le consoló a la vez que le permitía a Velia explorar su propia postura y leer en la conducta de Eric la fuerza total de su padre interno malo.

 

12 - El tratamiento de las relaciones extra-conyugales

ePub

Las aventuras extra-conyugales comúnmente se presentan como síntomas que conducen a la intervención conyugal o surgen durante ella. A menudo el descubrimiento de la infidelidad cristaliza la insatisfacción debido a la discordia que ha estado hirviendo a fuego lento durante años y que motiva la referencia para terapia. Con más frecuencia uno o los dos cónyuges admiten la infidelidad en el curso de una evaluación exhaustiva.

En una evaluación, es importante preguntar si uno o los dos cónyuges han tenido aventuras, ya sea ahora o en el pasado. Claro está que las respuestas que se le dan al terapeuta están determinadas por el momento y la manera de formular la pregunta. Por ejemplo, podríamos obtener una respuesta diferente si la pregunta la hiciéramos en presencia de la pareja o si la hiciéramos a cada uno por separado. A pesar de que las aventuras extra-conyugales son comunes, y ocurren quizás en más de la mitad de los matrimonios, no es común que un cónyuge lo admita frente al otro por primera vez durante la entrevista de evaluación de la terapia de pareja. Pero hacer la pregunta puede llevarnos a revelaciones posteriores. Si el cónyuge ya conoce la infidelidad, entonces, la pareja generalmente lo discute de la mejor manera posible en la entrevista conjunta, pero pueden esperar a que nosotros formulemos la pregunta.

 

13 - La homosexualidad y la perversión en la terapia marital

ePub

Cuando se encuentra homosexualidad o una perversión coexistente –ahora denominadas parafilias– en uno de los miembros de la pareja, el terapeuta se enfrenta a problemas particularmente desconcertantes. Para una pareja heterosexual, el impacto del cambio en la identidad sexual o la intrusión de una identidad alterna hace surgir la pregunta fundamental de la sobrevivencia de la pareja como una unidad. Sin duda, algunas parejas acuden al terapeuta buscando ayuda para negociar el cambio, para ajustarse a la ruptura del matrimonio y para hacer planes para los hijos. En la situación más frecuente que le llega al terapeuta de parejas, ésta viene porque uno de ellos tiene ambivalencias acerca de su sexualidad y, por lo menos, está dispuesto a ver si al salvar el matrimonio se mantendría el dominio de la orientación heterosexual.

Un reto igual son las parafilias –o perversiones– cuando un cónyuge tiene una tendencia hacia el travestismo, a un fetiche, o se ha estado exhibiendo o cometiendo actos sexuales con niños. Estos asuntos no pueden tolerarse en la sociedad porque son dañinos para los niños, por lo que las parafilias son asumidas como la evidencia de una psicopatología severa. No obstante, en las parejas que atendemos, a menudo resulta que las tendencias parafílicas están presentes en una forma latente y sólo se manifiestan bajo un tipo de estrés. Nuestra tarea es ver si la manifestación evidente de asuntos homosexuales o parafílicos está relacionada con el estrés de la pareja o de alguno de los cónyuges, por lo tanto, si es sujeto de tratamiento ya sea para la pareja o para el individuo. Muy a menudo, asumimos que es señal de una psicopatología seria que no es tratable en la terapia de pareja o que es incompatible con el matrimonio heterosexual. Con tratamiento, este asunto puede regresar a su punto de partida desde el matrimonio. Así pues, con terapia continua la pareja pude reasumir su marcha de manera más equilibrada.

 

14 - Terminación y seguimiento

ePub

Criterio para la terminación

La terapia de pareja puede terminar de forma fluida, como resultado de un trabajo que se ha realizado bien y de forma completa, o puede terminar por razones variadas antes de su conclusión satisfactoria. Algunas veces el terapeuta y los pacientes están de acuerdo respecto a la calidad del resultado, pero en otras ocasiones no es así.

Por ejemplo, una pareja puede buscar ayuda con la expectativa en contra de que la relación se pueda restaurar. Desde la perspectiva del terapeuta la relación puede encontrarse en una fase en la que ya no es posible tal reparación, ya sea porque el otro miembro de la pareja ya ha decidido que se ha terminado o porque, por diversas razones, no se pueden dar las condiciones necesarias para trabajar los temas del matrimonio. Si el terapeuta está en lo cierto, la terapia de parejas podría concluir por su fracaso en restituir el matrimonio, o puede continuar aún después de la separación hasta el momento del divorcio. Las dificultades para terminar la terapia de parejas pueden ser un reflejo de la incapacidad de la pareja para terminar un matrimonio insatisfactorio. En ocasiones, la confrontación del terapeuta sobre lo desesperanzador del matrimonio reta a la pareja a renovar el compromiso, lo cual lleva hacia una resolución positiva e inesperada de la terapia.

 

Details

Print Book
E-Books
Chapters

Format name
ePub
Encrypted
No
Sku
BPE0000185919
Isbn
9781910976258
File size
2.94 MB
Printing
Allowed
Copying
Allowed
Read aloud
Allowed
Format name
ePub
Encrypted
No
Printing
Allowed
Copying
Allowed
Read aloud
Allowed
Sku
In metadata
Isbn
In metadata
File size
In metadata